Frutas y hortalizas

Cómo podar el limón


El momento adecuado para podar


La poda del limón no es solo una cuestión técnica, es esencial saber cuáles son las temperaturas adecuadas y los momentos más favorables de la temporada. La poda del limón se debe hacer en ambientes suaves, para permitir que los cortes sanen rápidamente, para evitar acceso a plagas y virus. Los mejores períodos son aquellos en los que el metabolismo de la planta se ralentiza, por lo tanto, justo antes de la rápida reanudación del crecimiento de la primavera y, en el caso del limón en maceta, cuando se retira del refugio de invierno. Es esencial que la poda del limón tenga lugar durante este período de latencia, siempre que no se congele; de ​​lo contrario, es posible posponer la operación a la primera señal de despertar. Para saber dónde cortar y cómo podar el limón, es necesario observar el patrón de crecimiento de la planta que de cierta manera debe respetarse, al mismo tiempo corregirse y mejorarse, tanto desde un punto de vista estético como para mejorar el follaje y el desarrollo. de frutas, dada la propensión del limón a ramificarse de manera desordenada.

Cómo podar la planta



Para aprender a podar el limón correctamente, procediendo también lógicamente, lo primero que debe hacer es cortar ramas secas o rotas, que a menudo son numerosas después del invierno. Otro factor importante es tratar de mantener moderada la altura de la planta, Para facilitar la cosecha de los frutos, por lo tanto, sobre todo si se enfrenta a un espécimen maduro, es necesario podar los extremos de las ramas en el ápice de la planta que tienden a crecer hacia arriba, para mejorar el crecimiento de las ramas inferiores. Pasando a la poda de refuerzo real, las ramas sin frutos y hojas se cortan en la base, los llamados retoños que le quitan la energía a la planta y que, como es evidente, no sirven. Finalmente, los brotes se podan, los tallos leñosos que a menudo brotan del suelo en el área que rodea la planta.

Qué ramas y ramas para podar



Para entender cómo podar el limón y, específicamente, cómo orientarse para no cortar las ramas incorrectas, es importante saber que las ramas que ciertamente se deben podar son aquellas con un tamaño más pequeño que un lápiz. Posteriormente, dado que las ramas más fuertes que deben mantenerse a cierta distancia entre sí se reconocen a simple vista, se identifican tres o cuatro ramas principales del árbol y se podan las otras. Las ramas del limón son los grupos de ramas de una sola rama que comienza desde el tronco: demasiadas ramas y, en consecuencia, demasiadas ramas no permiten que la planta tome oxígeno y suficiente exposición al sol, por lo tanto, algunas deben eliminarse para mejorarlas. mantener, hasta un número de cinco por planta. Finalmente, durante la poda es necesario considerar que es mejor dejar las ramas más gruesas en la parte inferior y más escasas en la parte superior, para permitir que la luz solar llegue a todas las partes del árbol.

Cómo podar el limón: herramientas y técnica de corte



Además de la técnica relacionada con la poda del limón, es muy importante tomar algunas precauciones con respecto a las herramientas, así como conocer los métodos de corte que se realizarán durante esta delicada operación. La primera regla es que las herramientas para podar el limón, como tijeras y tijeras, están bien afiladas y desinfectadas. Las cuchillas pueden ser culpables de transportar hongos y bacterias, por lo que para evitar el riesgo de infectar el limón es esencial desinfectar las cuchillas de las herramientas por fuego. Los métodos de corte, tanto con las tijeras para las ramas más delgadas como con las tijeras para las ramas más gruesas, deben ser vigorosos y decisivos, para que sean claros y precisos. Además, los cortes deben hacerse oblicuamente, calculando que están en la dirección que permite que el agua de lluvia drene rápidamente, para evitar el estancamiento del agua en el corte, que puede ser culpable de enfermedades fúngicas.